31.05.2017

THE FRITZ en Düsseldorf: innovador desde el concepto hasta el equipamiento del baño

AXOR Starck teleducha de barra en color oro

UN HOGAR CON EL ENCANTO DE LOS GRANDES HOTELES PARA COSMOPOITAS

Schiltach, mayo de 2017. Inaugurado en octubre de 2016, THE FRITZ combina el encanto de los grandes hoteles legendarios con el lujo informal de los hoteles boutique actuales. Un espacio urbano y con estilo que abre sus puertas a un público cosmopolita. Este concepto innovador se complementa con equipamiento que aúna diseño y tecnología como las duchas y grifería AXOR y hansgrohe en los baños.

UN LUGAR «PARA ESTAR» EN LA CIUDAD

THE FRITZ se encuentra en pleno corazón de la ciudad de Düsseldorf. A escasos pasos de la Königsallee y del Paseo Fluvial junto al Rin, un punto de partida excelente para explorar las galerías de prestigio, boutiques y colecciones de arte que dan fama a la capital alemana del diseño y la moda. Con el apoyo de inversores holandeses, la directora del hotel Eva Herrmann desarrolló su “triple concepto”, compuesto por un elegante hotel boutique, el restaurante gourmet FRITZ’s FRAU FRANZI a cargo de los prestigiosos chefs Benjamin Kriegel y Robert J.K. Kranenborg, y un bar excelentemente preparado para celebrar las ganas de vivir. Asimismo, la degustación de una cocina internacional con toque creativo regada con unos vinos exquisitos hará las delicias de los que disfrutan de la vida.

LOS POLOS OPUESTOS SE ATRAEN

El diseño lleva la firma de la interiorista holandesa Vivian van Schagen, que logró combinar materiales y estilos diferentes sin caer en la inconsistencia. El interior rompe los límites convencionales y juega con los contrastes: mármol frío junto a madera cálida, líneas claras con atrevidos motivos florales y combinaciones cromáticas que yuxtaponen el color oro con el negro, el blanco y el azul cobalto. Las habitaciones destacan tanto por la armonía del conjunto como por la atención al detalle. “THE FRITZ es más que un concepto de hotel; es una colección cosmopolita de ideas, experiencias y gente. THE FRITZ permite que los huéspedes se sientan como en casa y ofrece una experiencia cosmopolita a los visitantes locales,” explica la diseñadora.

CONJUNTO DE BAÑO INDIVIDUAL

La buena calidad mima a los huéspedes desde el vestíbulo del hotel hasta la zona culinaria y las 31 habitaciones. Pasar la noche en una de las confortables camas extragrandes, a la temperatura ideal bajo los edredones de bambú, es disfrutar de dulces sueños. Materiales naturales y antialérgicos, como toppers- sobrecolchón de pelo de caballo y pura lana virgen de Suiza, forman parte de las instalaciones estándar, así como productos de cosmética naturales de alta calidad. En los baños, las duchas y grifería AXOR y hansgrohe son una muestra de la armonía entre perfección y elegancia: los mezcladores monomando de caño alto Talis de hansgrohe, diseñados por Phoenix Design, permiten gran libertad de movimiento en los lavabos. Y aquellos que desean relajarse bajo una ducha de lluvia cálida tras un largo paseo por la ciudad, pueden hacer su deseo realidad con las duchas fijas Raindance Air de hansgrohe. El termostato redondo AXOR ShowerSelect permite cambiar cómodamente entre la ducha fija y la AXOR Starck teleducha de barra con solo pulsar un botón. Complementan el conjunto del baño unas repisas de elegancia atemporal de la gama AXOR Universal Accessories, diseñada por Antonio Citterio.

MODERNIDAD DORADA

Toda la grifería presenta un acabado exclusivo color oro obtenido mediante un sofisticado proceso PVD. La tecnología PVD o de deposición física en fase vapor implica el uso de gases nobles en condiciones de laboratorio. Estos gases se someten a altas temperaturas en un intenso campo magnético para producir un vapor que recubre los objetos con un acabado exclusivo. Este es especialmente resistente a los arañazos, los productos de limpieza y a los entornos agresivos. Desde el punto de vista estético, la grifería complementa un criterio de diseño que se repite en todos los ámbitos del hotel: el color oro. Un toque cromático patente en el mobiliario de las habitaciones, en el diseño de las paredes del bar y en las letras que adornan la fachada del edificio. A pesar de los llamativos toques dorados, el esquema de colores se mantiene discreto, en un estilo moderno. Es una mezcla de tonos fríos y cálidos, de elegancia y lujo informal, que convierte THE FRITZ en un nuevo lugar de moda en esta capital alemana.

Imprimir
Volver