01.08.2017

AXOR presenta una nueva tecnología de chorro.

PowderRain, un chorro de ducha suave, envolvente y de bajo consumo

PowderRain: ducharse envuelto en un caparazón de agua.

Schiltach, julio 2017. Desde su presentación el pasado marzo en la feria ISH de Frankfurt las nuevas AXOR duchas fijas cuentan con la nueva tecnología de chorro PowderRain. Su singularidad: decenas de delicados microchorros de efecto suave se encargan de mojar cada centímetro de la piel sin salpicar. El agua cubre cada rincón del cuerpo, con más intensidad que con las duchas convencionales. El secreto reside en el trabajo minucioso: un equipo interno de ingenieros y técnicos dedicó tres años a investigar meticulosamente cada milímetro de una tobera, de un disco de chorro y ducha fija. El resultado se ve, pero, sobre todo, se siente.

«PowedrRain es lo último en la ducha. Una lluvia sedosa. Un envolvente manto de agua. Suave, delicado, pero potente. Como un caparazón.» Así describe Silke Giessler, directora de la marca AXOR, el chorro de alto rendimiento.

POWDERRAIN: UNA DELICADA ENVOLTURA DE PEQUEÑAS GOTAS

«Las posibilidades de diseñar el agua son infinitas. La clave está en el número, la distribución, el tamaño y la fabricación de toberas de silicona extrafinas. Por consiguiente, la innovación reside en cada tobera, que debe colocarse en el lugar preciso del disco de chorro», así describe Jan Heisterhagen, vicepresidente de gestión de productos de Hansgrohe SE, el enfoque del equipo interno del laboratorio de chorros. Mediante el diseño del agua, se creó un chorro de alto rendimiento, que envuelve todo el cuerpo con un manto de agua. Ello se debe a que, en lugar de unas pocas gotas voluminosas, con el chorro PowderRain, el disco de chorro libera decenas de minúsculas gotas perladas. «Son tan ligeras que se posan suavemente sobre la piel sin rebotar, lo cual evita las salpicaduras. De este modo, el agua llega a todos los rincones del cuerpo más que con una ducha de chorros convencionales.

INVESTIGACIÓN DE BASE Y TRABAJO MINUCIOSO

A lo largo de las décadas, se han desarrollado tecnologías de chorro totalmente diferentes, incluyendo los finos microchorros. Esto supone una reducción considerable del tamaño de las toberas: de 0,6 a 1,2 mm, el diámetro de las salidas de ducha estándar, a solo 0,35 mm. De este modo, cabe un número mayor de salidas en el disco de chorro de una ducha. Más de 1.000 toberas son las responsables, por ejemplo, de crear la sensación de ducha única que ofrece la AXOR ducha fija 350 1jet. «Su distribución es más densa, lo cual intensifica la humectación de la piel», explica Jan Heisterhagen.

El número, la distribución, la reducción y la fabricación de las toberas de silicona requerían un profundo conocimiento técnico, experiencia y buen ojo para un trabajo de precisión. Fueron necesarias numerosas pruebas para determinar la distribución y la distancia ideales entre las toberas, así como su comportamiento y estabilidad bajo la presión del agua. «También fue importante para nosotros desarrollar y construir una herramienta que nos permitiera fabricar con precisión un disco de chorro con salidas dentro de la escala micrométrica», subraya Jan Heisterhagen. Suave y delicado, pero potente, así es el nuevo chorro PowderRain, que incorporan de forma exclusiva las lujosas duchas de AXOR: AXOR ShowerHeaven 1200 ⁄ 300 4jet, AXOR ducha fija 350 1jet y la AXOR showerpipe 800.


Imprimir
Volver