Conceptos de baño preparados para el futuro.

Artículo de Thomas Edelmann.

Charla sobre el baño AXOR en la ISH

Uso y función del baño en el futuro.

La charla AXOR «Conceptos de baños compartidos y diseño universal: ¿Cómo serán los baños de los espacios compartidos en el futuro?» abrió de un tableau creatvo, político y social. La charla se desarrolló en torno a formas alternativas de vivir y su diseño arquitectónico, sobre el uso compartido de baños y la «estabilidad demográfica» del patrimonio.

En el debate participaron el arquitecto Bernhard Franken de Frankfurt, Thomas Bade, que dirige el Institute for Universal Design en Múnich y Stadthagen, y Fabian Kinzler, responsable de vivienda y atención de AXOR/hansgrohe, es decir, de los clientes del sector inmobiliario y operadores de centros de atención.

Prof. Franken, arquitecto de Frankfurt.

Formas de la comunidad

El debate se centró en la «adaptación demográfica» de la vivienda, en los modelos de vivienda alternativos, por ejemplo, los conceptos de compartir, basados en la división y uso compartido del espacio. Dejando aparte los innovadores conceptos de oficina y hotel, ¿funcionaría esto en el baño?

El arquitecto Franken, cuyo estudio está especializado en «usar los espacios para explicar historias», habló de proyectos basados en compartir el espacio. «Pero el baño no», dice.

La puesta en escena del espacio en el foco de atención.

«El futuro ya no radica en el producto sino en el escenario espacial», afirma Thomas Bade del Institute for Universal Design. La reticencia a abordar la cuestión del cambio demográfico ha dado paso a consideraciones económicas. Los retos no radican en la construcción de viviendas nuevas que sean, en la medida de lo posible, accesibles para sillas de ruedas, sino en el parque de viviendas existente. De todo ello, 2,5 millones de unidades residenciales necesitan ser adaptadas «demográficamente». Solo la industria inmobiliaria calcula unos 15.000 euros por unidad residencial, con gran parte de los fondos destinada al baño.

Thomas Bade del Institute for Universal Design.
Fabian Kienzler, jefe de equipo del negocio de proyectos.

Los productos adecuados para diferentes usuarios.

Sin embargo, para Fabian Kinzler, que conoce bien este negocio de proyectos como jefe de equipo de AXOR/hansgrohe, el escenario espacial, mencionado por Bade, requiere los productos adecuados, que sean apropiados para un amplio rango de grupos de usuarios.

Múltiples realidades

Mientras que el arquitecto Franken expresó su interés por experimentos que superen los estándares; la eliminación de las limitaciones existentes de la vivienda con el fin de crear más espacio para las áreas compartidas y poner a prueba la estancia a largo plazo, el alojamiento o conceptos basados en compartir espacios, Bade y Kinzler discutieron en el marco de las expectativas del sector inmobiliario.

Bade anticipa que se produzca algo equivalente a la necesidad provocada por el contexto económico de compartir baño, siguiendo el modelo de los baños de atención con equipo especial. El diseño es esencial para mantener a la gente activa en su propio hogar el mayor tiempo posible.

Kinzler manifestó que en los proyectos de construcción actuales se presta mayor atención a la estandarización «de lo que el usuario final podría querer.»

Kinzler contradice las expectativas con respecto a los baños compartidos: hoy en día, cualquier persona que construye pequeños apartamentos de estudiantes y microapartamentos los equipa con baños compactos. «Los baños compartidos reducen el potencial de alquiler. Los baños privados serán cada vez más necesarios en la atención residencial.

¿El mundo es un hotel?

Franken ve la tendencia a la estandarización como un "reflejo de los temerosos". Cita la hibridación de los formatos hoteleros y residenciales. En lugar de la estandarización de los productos y los requisitos espaciales, le gustaría ver procesos flexibles.

Al igual que en el sector de oficinas, donde el alquiler permanente de grandes superficies está siendo reemplazado por nuevos conceptos siguiendo el modelo hotelero. Estos requieren soluciones creativas más flexibles, lo que transformará el mercado de la vivienda. Los propietarios también tendrían que convertirse en operadores, atendiendo continuamente a las solicitudes de modificación de los usuarios.

¿El mundo es un hotel? Bade y Kinzler expresaron sus dudas con respeto a los usuarios y el sector inmobiliario. Es importante definir altos estándares de equipamiento, cuya usabilidad pueda adaptarse continuamente a las expectativas cambiantes.